divendres, 21 de juny de 2013

Makeover muebles de jardin

Avui no us explicaré una manualitat, encara que aquesta feina és totalment manual. Podríem dir que és un Abans /Després

Després de l'hivern i d'una primavera plujosa, els mobles del meu jardí  van quedar en un estat llastimós. Son d'alumini i fusta de teca. Es evident que  a l'alumini no li ha passat res, però la fusta, ja és un altre cosa.


No queda més remei que posar en marxa la operació makeover per posar-los a punt per l'estiu. Per gaudir dels dinars i sopars al jardí.



Hoy no os explicaré una manualidad, aunque este trabajo es totalmente manual. Podríamos decir que es un Antes / Después


Después del invierno y de una primavera lluviosa, los muebles de mi jardín quedaron en un estado lastimoso. Son de aluminio y madera de teca. Es evidente que el aluminio no le ha pasado nada, pero la madera, ya es otra cosa.


No queda más remedio que poner en marcha la operación makeover para ponerlos a punto para el verano. Para disfrutar de las comidas y cenas en el jardín.





Com podeu veure, l'estat és penós i no tot és culpa de les inclemències del temps. No, també hi ha intervingut la ma humana la boca canina.


Como podéis ver, el estado es penoso y no todo es culpa de las inclemencias del tiempo. No, también ha intervenido la mano humana la boca canina.


El culpable

Comencem. El primer de tot es treure tota la brutícia acumulada durant l'hivern. Res millor que aigua i lleixiu amb un fregall d'alumini (tipus nanas) y fregar dur. Després esbandir be els mobles amb aigua i deixar assecar.
Si, com és el meu cas, el gos ha fet destrosses, es hora de reparar-les. Una mica de massilla de dos components. L'amassen be i abans de posar-la la tenyim per que quedi d'un color semblant al moble. Un cop seca, la polirem.


Per acabar una (o potser dues) mans d'oli de teca i llestos. El canvi és espectacular.



Empezamos. Lo primero de todo es sacar toda la suciedad acumulada durante el invierno. Nada mejor que agua y lejía con un estropajo de aluminio (tipo nanas) y frotar duro. Luego enjuagar bien los muebles con agua y dejar secar.

Si, como es mi caso, el perro ha hecho destrozos, es hora de repararlos. Un poco de masilla de dos componentes. Se amasa bien y antes de ponerla, la teñimos para que quede de un color parecido al mueble. Una vez seca, la lijaremos.

Para terminar una (o quizás dos) manos de aceite de teca y listos. El cambio es espectacular.



La primera mano de aceite de teca


Work in progress


Como se ve, la masilla queda bastante integrada, aunque los milagros no existen

A punto para el verano 


PD. Us recordo que encara podeu participar al soteig d'un vano deixant un comentari aquí

PD. Os recuerdo que aún podéis participar en el sorteo del abanico dejando un comentario aquí

1 comentari :

  1. Complimenti per il lavoro! Il risultato è perfetto! Un abbraccio!

    ResponElimina

Me encanta leer vuestros comentarios.

Blogging tips